Cuando sólo puedes seguir el rebufo, corres el riesgo de entrar fuera de tiempo.

Hoy me ha resultado complicado elegir el título a la entrada. Es de esas veces en las que en tu cabeza tienes claro lo que quieres presentar, pero las palabras no terminar de reflejar aquello que piensas. Estamos hablando de emociones. Ese sentimiento es con lo que juegan muchas marcas líderes del mercado. Lo utilizanSigue leyendo “Cuando sólo puedes seguir el rebufo, corres el riesgo de entrar fuera de tiempo.”